Reseña Histórica

Fueron 31 años de peregrinaje en la ciudad de Bucaramanga, arrendando espacios para que el colegio funcionara.

En 1958 las hermanas Dominicas de la Presentación se preocupan por un gran número de jovencitas que no pueden acceder a la educación privada de su colegio porque no tienen recursos económicos, y es así como se dan a la tarea de preparar a estas jóvenes en actividades manuales y de bordados a máquina para que se puedan defender en la vida. Se toma en alquiler un espacio en el barrio San Francisco en la calle 14 entre carreras 22 y 23, donde además funcionaban consultorios médicos y odontológicos, siendo dirigidas por la hermana Eugenia de los Dolores y por la hermana Ana Sofía.

Años más tarde se traslada a la casa del frente

En 1968 se traslada a la calle 45 No. 15 – 05 bajo la dirección de la hermana Ana Sofía, el colegio ya cuenta con 1º, 2º, 3º y 4º bachillerato. Luego llegaría a la calle 34 con carrera 23 en cabeza de la hermana Ligia Rosa Contreras, mujer dinámica y emprendedora quien tenía que realizar actividades para pagar el arriendo, comprar pupitres, mesas, biblioteca y demás gastos de mantenimiento. Otra hermana llega a reemplazarla y es la hermana Carmen Sabina Flórez. Finalmente la comunidad se da cuenta que el colegio está creciendo y necesita una persona líder, visionaria, dinámica y emprendedora para sacar esta empresa adelante, y es encargada para tal misión la hermana Margarita de la Presentación, mujer de temple y tesón, de voluntad férrea y con una gran capacidad de servicio quien se pone a la tarea, de gestionar en la Gobernación, en Vanguardia Liberal, habla con los políticos de turno, para que le den profesores, le aprueben el bachillerato, costeen el arriendo y por qué no? le construyan una sede propia.

Fue el Doctor Rodolfo González García, quien de verdad escucha a la monjita y empieza a gestionar con el gobierno un pedazo de tierra en la Ciudadela Real de Minas.

En 1969 sale la primera promoción de bachillerato básico. En 1973 se pasa a la calle 34 frente a Vanguardia Liberal. Hacia el año 1976 se traslada a la carrera 11 con 34. Aquí se afrontan grandes dificultades y la decisión de la Secretaría de Educación es repartir las estudiantes en los colegios oficiales. Pero la hermana Margarita no da paso atrás y continúa con su obra y cuando menos dinero había toma en arriendo una casa muy bien situada pero pequeña en la carrera 27A con 48: las habitaciones eran los salones, en la sala se hacía la formación general, el docente no cabía en el salón, había una piscina que siempre estaba sin agua porque resultaba costoso el mantenimiento. Es esta sede donde por primera vez sale la primera promoción de bachilleres del María Goretti. Después de tanta lucha se empieza a construir la sede propia en la Ciudadela Real de Minas y con gran pompa y alegría se bendice la primera piedra y se inicia la construcción del Instituto Santa María Goretti, siendo de 28 gran satisfacción para la hermana Margarita de la Presentación ver su sueño hecho realidad. En 1989 se inaugura la sede propia con alegría inmensa de profesores, PPFF, estudiantes y personas que siempre estuvieron apoyando este proyecto. Aquí termina la época de oro de la hermana quien decía… “al Colegio le di toda mi vida, no ahorré ni tiempo, ni esfuerzo para hacer de la Institución lo que es hoy”. Y lo que son las paradojas de la vida: la hermana solo disfruta de su colegio un año, ya que la comunidad la traslada a otra ciudad. Lágrimas se escondieron tras la nostalgia de tener que decirle adiós a su obra –gracias hermana.

Pero la vida continúa y llega a la dirección del instituto, la hermana Ligia de la Presentación bumanguesa de alto rango, buena, amable, estricta, de grandes dones y gran capacidad de trabajo continuando con el mejoramiento del plantel y llevándolo con el mismo ritmo de valores adquiridos.

En 1995 es trasladada a otra ciudad, su partida fue una gran sorpresa, se le despidió con profunda tristeza, porque dejó huellas imborrables en toda la comunidad educativa. En este momento las Hermanas Dominicas de la Presentación entregan la obra por completo a la Secretaría de Educación y empieza una nueva etapa del Instituto. En forma interina llega como directora la señora Ana Dolores Ortiz de Vera quien dura un corto tiempo.</p>

En febrero de 1997 es nombrada como rectora Luz Mireya Herrera de Gutiérrez, Magíster en Educación, constituyéndose en la primera Rectora seglar del Instituto Santa María Goretti, quien es recibida con gran expectativa por toda la comunidad, dado que tenía la gran misión de continuar con la labor iniciada por las hermanas de la Presentación desde 1958; los resultados no se han hecho esperar y gracias a su gestión inquebrantable, a su determinación y empeño, y a su infinita fe y creencia en la vida el colegio entra en la era de la informática contando con dos salas para tal fin, laboratorios de física, química, matemáticas, biología, genética, dado que las áreas optativas están encaminadas al fortalecimiento de las Ciencias Naturales; las oficinas cuentan con computadores, se implementa el aula de tecnología, el auditorio cumple con los requerimientos técnicos específicos, se dota de TV, computador con Internet y tarjeta exportadora de imagen y material didáctico de acuerdo a la especialización las aulas de clase.

En el año 2002 por disposición de la Secretaria de Educación se fusionan las escuelas de primaria de la Ceiba (mixta) sede B y la Jacqueline sede C y como sede “A” de solo bachillerato, el colegio ubicado en la Ciudadela Real de Minas. Estas sedes se recibieron en condiciones físicas deficientes y hoy disfrutan de mejoramiento en sus espacios de cafetería, coordinación, aula de informática, equipo para fotocopiado, patio de recreo y una cancha deportiva.

En el año 2007 el Colegio es incluido en el proyecto “EMPRESARIOS POR LA EDUCACIÓN” y se inicia un proceso por la calidad en todos sus aspectos.

En el año 2008 sale la primera promoción mixta del Instituto Santa Maria Goretti, para el año 2010 se organizan las jornadas en cada una de las sedes atendiendo los ciclos de desarrollo evolutivo quedando de la siguiente manera: en la sedes B y C, los grados preescolar, primero y segundo en la jornada de la mañana, y en la tarde los grados 3º – 4º y 5º, en la sede A los grados 6º- 7º y 8º en la mañana y 9º- 10º y 11º en la jornada de la tarde. Por último solo queda reconocer la labor callada, silenciosa, discreta intensa y profunda de personas que le han entregado el corazón y toda su vida de trabajo a esta Institución: ellos 29 son los docentes, coordinadores, personal administrativo y de oficios varios, a ellos una y otra vez… “gratitud para todos”.